Semana 1

Hoy 20 de Marzo del 2020 hace exactamente una semana de mi confinamiento en casa. Una larga semana que hemos pasado, muchos de nosotros, lejos de nuestras familias, amigos, lugar de trabajo, paseos, bares y reuniones familiares. En mi caso mi vida laboral no ha cambiado demasiado, pues mi trabajo lo puedo seguir haciendo perfectamente desde casa al ser freelancer. Es más, antes ya lo hacía desde aquí, aunque sí que he notado ya alguna consecuencia del paso del Covid-19 en mi vida. He perdido 2 de los trabajos que me eran mi mayor fuente de ingresos, de momento hasta nuevo aviso. Supongo que como a muchos autónomos nos pasa, que si no trabajamos no cobramos. Veremos a ver cómo tenemos que hacer ahora para gestionar esas “ayudas” para autónomos que no estamos en sectores de riesgo.

Así me siento en estos momentos

Otra de las muchas consecuencias que hemos notados esta semana con este confinamiento preventivo ha sido la falta de papel de váter en los súpers, un hecho insólito y con poca lógica, pues aunque sí es necesario, yo nunca lo hubiera considerado una cosa tan de primerísima necesidad, a no ser que el excesivo miedo acompañado de egoísmo sean los mayores culpables.

Cosas que he aprendido esta semana gracias al Covid-19

  • Que se puede vivir sin trabajar pero No sin un techo donde cobijarse; un hogar, una casa.
  • Lo frágiles y pequeñas que son las personas para los enormes egos que tenemos
  • Y aunque está demostrado que el miedo y el egoísmo es el peor virus que existe, también hay personas solidarias y altruistas, con una gran capacidad de ayudar al prójimo sin recibir nada a cambio.
  • Que tener un animal en casa es una gran bendición y aporta calidad de vida, alegría y protección.
  • Que una cosa tan diminuta como un virus tiene mucho más poder que cualquier presidente de País, empresa, ejercito y que todos somos vulnerables a él, sea la condición, raza, sexo, ideología y cultura que tengamos.
  • He aprendido a perdonar y a confiar más en al sector sanitario, médicos, enfermeras, comadronas… y a valorar muchísimo más su trabajo y su heroísmo, pues este colectivo de personas no tienen la culpa de mis malas experiencias, más bien es el sistema sanitario el que debe cambiar.
  • Lo frágiles que son nuestros mayores y lo mucho que quiero a mis padres y hermanos.
  • Que Internet y los Smarphone son un gran invento que nos acercan a nuestros seres queridos, pero que nunca podrán sustituir a un abrazo o un beso.
  • Que como en casa no se come en ningún sitio
  • Que mientras estamos confinados en nuestras casas, la naturaleza, la tierra, el planeta; revive y respira mejor. Los ríos se vuelven más trasparentes y los seres vivos, que no las personas, andan más tranquilos por este mundo. Han sobrevivido muchos animales a cacerías injustificadas y a algunas fiestas populares.
  • Pienso, con toda la pena de mi corazón, que el planeta tierra se está quejando y se está cansando de que la raza humana lo maltrate constantemente, y por más que nos lleva avisando con el cambio climático, con grandes incendios y tornados, hemos hecho caso omiso. Ha sido necesario hacernos parar para que la naturaleza respire, mientras algunos de nosotros dejan de respirar, ella, hermosa y siempre natural, florece y revive. La naturaleza es sabia y necesita que la escuchemos más por que sino nos seguirá castigando.
  • Me gusta pensar que esto que está pasando nos ayudará a todos a cambiar, a pensar y a valorar mejor lo que tenemos al alcance cada día y que durará el tiempo que el ser humano sea capaz de asumirlo y modificarlo. Al final todo irá bien!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s