Semana 2

Y seguimos una semana más de confinamiento preventivo en casa. Esta semana he tenido algún que otro bajón, supongo que tengo que restringir las horas de telediarios que visualizamos en casa y limitar también las de las redes sociales. He necesitado tirar de mi biblioteca de películas chorras y comedias románticas, sin demasiado argumento, para reírme un poco. Que necesaria es la risoterapia en estos días de incertidumbre, donde leas donde leas, los muertos por el Coronavirus han aumentado considerablemente, también en tu circulo de amistades.

El Miércoles pasado fue el cumpleaños de mi madre un cumple algo extraño pues lo pasó sin sus hijos ni nieto. No es que seamos una familia muy numerosa pero nos gusta reunirnos para celebrar todos los aniversarios y lo pasamos siempre muy bien, nos reímos mucho.


No sientas tristeza por ello mama, te llevaré la compra y con esa excusa por lo menos nos veremos y soplarás tus velas, aunque sea con medidas de seguridad, a más de un metro de distancia y sin besos ni abrazos. Sólo para vernos, como haces tú siempre que puedes, cuando vienes de improviso a mi despacho con la excusa de que pasabas por ahí, sólo para verme y contarme tus cosas. Dentro de muy poco nos reiremos y lo celebraremos pero de momento mejor que no salgas de casa.

Que os podría decir de esta mujer excepcional, como la situación actual, es un torbellino de energía y vitalidad a sus ya 69 años. Tiene un espíritu libre y una mente muy abierta, por eso sufre más de lo normal estos días encerrada en casa. Le falta el aire y busca excusas para salir de su refugio. Ya le he dicho que le voy a poner un localizador y que cada vez que se mueva de su casa le dará un picotazo. Tenemos un sentido del humor un poco bestia.
No soporta que le den órdenes ni que le prohíban las cosas. Ella es así, una persona única, con gran personalidad, que nadie puede ni podrá domar.
Hoy te regalo mi abrazo, aunque sea dibujado, pues el día que nos lo demos de verdad, que espero sea pronto, lo valoraremos mucho más. Como el simplemente hecho de vengas a verme de improviso al despacho, o que quedemos para hacer un “Manolillo”. Esta situación me está enseñando a valorar los pequeños momentos que hacen que nuestras vidas sean tan especiales. Felicidades mama.

Y acabo esta segunda semana de confinamiento con seguramente algunos quilitos de más, no pienso pesarme para no desanimarse más. Y para compensar este excesivo consumo calórico, he comenzado una rutina de ejercicios, que no se si me ayudará a quemar calorías pero si que me está ayudando a motivarme y a sentirme mejor.

Ánimos a todos y vamos a por la tercera!!!

Una respuesta a “Semana 2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s